Buscar este blog

lunes, 20 de febrero de 2012

un poema de Alberto García Teresa







Vivimos en un mundo

en el que cada segundo

vale más que un latido.


En el que el tiempo es cárcel,

y la cárcel, horario.

En el que el tiempo es hambre,

es salario, es piso a plazos.


Vivimos en un mundo

en el que un sueño desgrava,

donde el pasado no existe

y el futuro es de una Caja.

En el que el presente

es una deuda abierta

y unas horas

que no son nuestras.


La vida es de interés variable;

variable conforme a tu pobreza.

Los deseos están hipotecados

y salen billetes de nuestros brazos.


Vivimos en un mundo

en el que nuestros latidos

están devaluados.





Voces del Extremo, Poetas en Moguer. Poesía y Capitalismo, VV.AA. Fundación Juan Ramón Jiménez. Moguer, 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada