Buscar este blog

lunes, 27 de diciembre de 2010




América, América

¡God save America
My home sweet home!

El General francés que levantó su tricolor
Sobre Nugrat al-Salman en donde estuve prisionero
Hace treinta años...
En medio de aquel giro en U
Que partió el flanco del ejército iraquí.
El general que amaba los vinos de St. Emilion
Llamó a Nugrat al–Salman, un fuerte...
En la superficie de la tierra, los generales reconocen
Tan sólo dos dimensiones:
Lo que sea que se levante a la vista es un fuerte
Lo que se extienda es un campo de batalla.
¡Qué ignorante fue el General!
Pero Liberation era más versado en topografía:
El chico iraquí que conquistó su primera plana
Yacía sentado y carbonizado tras la rueda del timón
En la autopista Kuwait-Safwan
Mientras las cámaras de televisión
(el botín de los perdedores y sus identidades)
estaban insertas en el camión como una vidriera de almacén
en la Calle Rivoli.
La bomba de neutrones es altamente inteligente,
Ella distingue entre un “Yo” y una “Identidad”

¡God save America
My home sweet home!

Blues

Cuánto he de caminar hasta Sacramento
Cuánto he de caminar para llegar a mi hogar
Cuánto he de caminar para alcanzar a mi muchacha
Cuánto he de caminar hasta Sacramento
En dos días ningún bote ha navegado este riachuelo
Dos días, dos días, dos días
Amor, ¿cómo puedo navegar?
Conozco este riachuelo
Pero, Oh… pero, Oh… pero, Oh… en dos días
Ningún bote ha navegado este riachuelo

La L La La L La
La L La La L La
Un extraño se atemoriza
No temas querido caballo
No temas a los lobos de la selva
No temas pues la tierra es mi tierra
La L La La L La
La L La La L La
Un extraño se atemoriza

¡God Save America
My Home sweet home!

Yo también amo los jeans y el jazz y la Isla del Tesoro
Y el loro de John Silver y las terrazas de Nueva Orleans
Amo a Mark Twain y los barcos de vapor del Mississippi
Y a los perros de Abraham Lincoln
Amo los campos de trigo y de maíz y el aroma del tabaco de Virginia
Pero no soy Americano. ¿Acaso es esto suficiente para que el piloto fantasma me devuelva
a la edad de piedra?
No necesito petróleo, ni a la misma América, ni al elefante ni al burro*
Déjame piloto, deja mi casa entechada con frondas de palma y este puente de piedra
No necesito tu Golden Gate ni tus rascacielos
Necesito a la aldea no a Nueva York
¿Por qué viniste a mí desde el desierto de Nevada, soldado armado hasta los dientes?
¿Por qué hiciste el camino hasta la distante Basora
Donde los peces solían nadar bajo los escalones de nuestras puertas?
Por favor no saquees aquí. Sólo tengo estos bueyes, que, perezosos
Mastican lirios de agua.
Déjame en paz soldado
Déjame mi cabaña flotante de caña y mi arpón de pescar
Déjame mis aves migratorias con sus verdes plumas
Llévate tus rugientes pájaros de acero y tus misiles Tomahawk.
No soy tu enemigo.
Soy aquel que vadea hasta las rodillas en campos de arroz
Deja que siga mi curso
No necesito de tu día del juicio.

¡God save America
My home sweet home!

América
Intercambiemos tus regalos.
Toma tus cigarrillos de contrabando
Y danos patatas.
Toma la pistola de oro de James Bond
Y dame la risa tonta de Marylin Monroe
Toma la jeringa de heroína bajo el árbol
Y danos vacunas
Toma tus copias heliográficas para cárceles modelo
Y danos casas en las aldeas
Toma los libros de tus misioneros
Y danos papel para escribir poemas que te difamen
Toma lo que tú no tienes
Y danos lo que nosotros tenemos
Toma las rayas de tu bandera
Y danos las estrellas.
Toma la barba de Afgani Mujahideen
Y danos la barba de Whitman repleta de mariposas
Toma a Saddam Hussein
Y danos a Abraham Lincoln
O no nos des a nadie

Ahora mientras mi mirada cruza el balcón
A través del cielo de verano, el veraneante verano,
Damasco da vueltas, aturdida entre series televisivas
Luego se sumerge, profundamente, en historias de fuertes
Y torres
Y arabescos de marfil
Y se hunde, profundamente, desde piedras angulares de fe
Y luego desaparece del balcón

Y ahora
Recuerdo los árboles
La palma de dátiles de nuestra mezquita en Basora, al final de Basora
El pico del pájaro
Y el secreto de un niño
Una fiesta de verano.
Recuerdo la palma de dátiles
La toqué. Me convertí en ella, cuando cae negra, ya sin frondas
Cuando el dique es destruido por el rayo

Y recuerdo a la vigorosa morera
Retumbando ante el hacha asesina...
Para llenar el arroyo de hojas
Y pájaros
Y Ángeles
Y sangre verde
Recuerdo cuando las granadas florecidas cubrían
Las aceras, los estudiantes lideraban el desfile de los trabajadores...

Los árboles mueren
Bombardeados
Aturdidos
Sin erguirse
Los árboles mueren

¡God Save America
My Home Sweet Home!

No somos rehenes, América
Y tus soldados no son los de Dios
Somos los pobres, nuestra tierra
Es la de los dioses ahogados
Los dioses de los toros
Los dioses del fuego
Los dioses del duelo que entremezclan arcilla y sangre
En una canción...
Somos los pobres, nuestro es el dios de los pobres
Quien emerge de las costillas del granjero
Hambriento
Y radiante
Y levanta su cabeza en alto
América estamos muertos
Dejad que vengan tus soldados
Quienquiera que mate a un hombre, dejad que resucite
Somos los ahogados, querida dama

Somos los ahogados
Dejad que el agua venga


Saadi Yousef


Traducción de Raúl Jaime

* Elefante y burro, son, respectivamente, los símbolos del Partido Republicano y Demócrata de los Estados Unidos de América.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Y uno de Antonio Orihuela, antes de que escampe



Lejos
la tarde de trigo
y los pájaros que escaparon
de la cáscara mortal de nuestra juventud.

Sólo la lluvia a mi lado,
como yo,
pensativos.


Antonio Orihuela, Narración de la llovizna, Baile del Sol, 2003

sábado, 18 de diciembre de 2010

Más lluvia



MANÁ

Cae la lluvia.
Gordas perlas transparentes
marcan la tierra polvorienta.

Los oxidados techos de las bancas del mercado
protegen a los rezagados, húmedos,
los tomados por sorpresa.

Una agitada masa marrón
de hormigas aladas
arrebata la noche.

Hipnotizadas
por el brillo de las luces callejeras
se aglutinan en dirección del resplandor.

Crepitan las alas.
Se precipitan sobre el suelo
como ángeles caídos.

Con la primera luz de la mañana
dedos marrones escarban la tierra mojada,
apilan en baldes las hormigas sin alas.

La risa y la algazara resuenan en la aldea africana.
Limpian las retintas chimeneas de piedra de las cenizas de ayer.
Les arrojan chamizos secos, los encienden.

Las manos abanican con cartón para
dar nacimiento a grandes hogueras.
Las cucharas de palo remueven sucias pailas de hierro.

Las hormigas se tuestan y revientan para convertirse
en un salpimentado festín crocante
caído del cielo.


Althea Romeo Mark

Traducción de Ricardo Gómez

http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Revista/ultimas_ediciones/86_87/mark.html

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Escucha la lluvia




Escucha la lluvia



Suena el despertador
Y te levantas perezoso

Escucha bien
Parece que llueve
¿Oyes?

Descorre la cortina
Sube la persiana

Ves
Es verdad
Está lloviendo

Quédate ahí
Un buen rato
Mirando por la ventana
A través de los cristales
Disfrutando de la cadencia de la lluvia
Como ese poema de Carver*
Y ese otro de David González**

Ahora
Vuelve a la cama
Pégate al cuerpo de tu joven mujer
Abrázala
Aspira su calidez
Relájate

Hoy no tienes que trabajar
No se pueden coger aceitunas cuando llueve

Eso es
Sigue así
Escucha la lluvia

Visualiza

Olvida que estás en la sala de espera de un hospital
Que llevas más de una hora
Esperando ver asomar a tu mujer
Por la misma puerta
Por la que desapareció

Visualiza


Patri


*LLUVIA
**EL LENGUAJE DE LA LLUVIA

domingo, 12 de diciembre de 2010

Racionais Mc´s - Diário de um detento (Subtit. en español)



São Paulo, día primero de octubre de 1992, ocho horas de la mañana.
Aquí estoy, un día más
Bajo la mirada sanguinaria del vigilante
No sabes como es caminar
con la cabeza en la mira de una HK
Ametralladora alemana o de Israel
Destroza ladrón, como papel
En la muralla de pié
Un otro ciudadano José
Sirviendo al Estado, un policía bueno
Muerto de hambre que se cree Charles Bronson
Él sabe lo que deseo, sabe lo que pienso
El día está lluvioso, el clima está tenso
Varios intentaron fugarse, también quiero
Pero de uno a cien, mis oportunidades son cero
¿Será...
...que Dios escuchó mi oración?
¿Será...
...que el juez aceptó mi apelación?
Manda un recado a mi hermano:
Si estuviera usando drogas estoy de mala leche con él
¿Todavía estará con aquella chica?
Digo que si, el tipo es buena onda
Me saqué un día a menos o un día a más
Yo que sé, da igual, los días son iguales
Prendo un cigarro veo al día pasar
Mato el tiempo para que él no me mate
Hombre es hombre, mujer es mujer
violador es diferente, ¿no?
Es golpeado en todo momento, se arrodilla y besa los pies
Y sangra hasta que muera en la calle 10
Cada preso una madre, una creencia
Cada crimen una sentencia
Cada sentencia un motivo, una historia de lágrima, sangre, vidas inglorias, abandono, miseria, odio, sufrimiento, desprecio, desilusión, acción del tiempo
Mezcle bien esa química, listo:
se hace un nuevo preso
Lamentos en el pasillo, en la celda, en el patio, alrededor del campo, en todos los rincones
Pero conozco el sistema, mi hermano,
aquí no hay santo
Ratatatá, necesito evitar
que un cretino haga a mi madre llorar
Mi palabra de honor me protege
Para vivir en el país de los pantalones beiges
Tic-tac, aun son nueve y cuarenta
El reloj en el penal va en cámara lenta
Ratatatá, un metro más va a pasar
Con gente buena, apresada, católica
Leyendo periódico, satisfecha, hipócrita
Con rabia por adentro, camino del centro
Mirando hacia acá, curiosos es lógico
No, no lo es. No es el zoológico
Mi vida no tanto valor
Como su celular, su computadora
Hoy, está difícil, no salió el sol
Hoy no hay visita, no hay fútbol
Algunos compañeros tienen la mente más débil
No soportan al tedio, encuentran peleas
Gracias a Dios y a la Virgen María
Faltan solo un año, tres meses y unos días
Hay una celda allá arriba cerrada
desde el martes nadie abre para nada
Solo el olor de muerte y pine sol
Un preso se ahorcó con las sábanas
¿Que pasó? Quién sabe no lo cuenta
Iba a tirar unos seis años enteros
Nada deja al hombre más enfermo
Que el abandono de los parientes
Entonces, chiquillo, ¿que me dices? ¿Qué quieres?
La plaza está acá, esperándote
coge todos tus artículos importados
tu currículum en el crimen y límpiate el rabo
la vida bandida no tiene futuro
tu cara se queda blanca de este lado del muro
¿Ya escuchaste sobre Lúcifer?
Que un día vino de los infiernos con moral
En Carandiru, no, él es solo uno más
Comiendo comida podrida y con neumonía
Hay mano de Osasco, de Jardim D'Abril
Parelheiros, Moji, Jardim Brasil Bela Vista, Jardim Ângela, Heliópolis Itapevi, Paraisópolis
Ladrón buena onda, tiene moral en la quebrada
Pero para el Estado es solo un número, nada más
Nueve pabellones, siete mil hombres
que cuestan trescientos reales por mes cada uno
en la última visita, un amigo vino
trajo Marlboro, Free
Contó que un cretino del área regresó
Con carro Kadett rojo, matrícula de Salvador
Haciéndose el importante, él insulta, él abusa
con una 9 milímetros bajo la camiseta
"Oye, díme y los manos, dónde están?
¿Te acuerdas del imbécil ese que trató de matarme?"
"Aquél puto es ganso, listillo cuerno manso
Se ponía loco y dejaba a su chica sola
La chica era virgen y aun era menor
Ahora hace chupadas a cambio de polvo"
"Ese tipo de charla me incomoda
Si estoy en la calle sería difícil aguantarme... "
"Si, el mundo da vueltas, él puede venir a parar acá... "
"NO, ya, ya, mi proceso está aquí
Quiero cambiar, quiero salir
Si le tumbo a este fulano, no habría modo alguno
tendría que firmar el 121" (1)
Amaneció con Sol, dos de octubre
Todo funcionando, limpieza, jumbo
En la madrugada, sentí un escalofrío
No era del viento, no era del frío
Saldo de cuentas, hay casi todos los días
Iba a tener otro más, lo sabía
Lealtad es lo que todo encarcelado intenta
Para conseguir la paz de forma violenta
Si un sinvergüenza le hace algo a alguien
Lleva punto en la cara al igual que Franknstein
Humo en la ventana, prendieron fuego en la cama
Se jodió, fue más allá... se pã, hay rehén
La mayoría se dejó envolver
Por unos cinco o seis que no tienen nada a perder
Dos ladrones considerados pasaron a discutir
Pero no imaginaban lo que estaría por venir
Traficantes, homicidas, estelionatarios
Y una mayoría de niños reos primarios
Era la brecha que el sistema querría
Avise al Instituto Médico Legal, llegó el gran día
Dependo del sí o no de un solo hombre
Que prefiere ser neutro por el teléfono
Ratatatá caviar y champaña
Fleury (2) se fue a almorzar, que se joda mi mamá
Perros asesinos, gas lacrimógeno
Quién mata más ladrones gana medalla de premio
El ser humano es desechable en Brasil
Como toalla o papel higiénico
¿Cárcel? Claro que el sistema no quiso
Oculta lo que en la novela no se dijo
Ratatatá, sangre chorrea como agua
Del oído, de la boca y de la nariz
El Señor es mi pastor ...
perdone lo que hizo su hijo
Se murió de espaldas sobre el Salmo 23
Sin padre, sin reportero,
sin arma, sin socorro
Se le va meter VIH a la boca al perro
Cadáveres en el pozo, en el patio interno
Adolph Hitler sonríe en el infierno
El robocop del gobierno es frío, no siente pena
Solo odio y ríe como la hiena
Ratatatá, Fleury y su gang
Van a nadar en una piscina de sangre
¿Pero quién le va a creer a mi testimonio?
Día tres de octubre, diário de um detento

(1) Número del artículo penal brasileño que caracteriza asesinato
(2) Entonces gobernador de São Paulo

viernes, 10 de diciembre de 2010

Tres poemas de Pedro Shimose




Las hienas, siempre las hienas


Buscan tu papagayo, una chequera, algún discurso.
Exhuman tu uniforme, lo descuelgan del ropero,
fotografían tus huesos y analizan tus cenizas;
buscan un helicóptero con alambres chamuscados,
con jabalíes escondidos en tus botas, con buitres
y petunias florecidas en tus charreteras.
Registran tus mariposas, examinan tus radiografías,
hurgan tu basilisco, tu calavera y tus medallas;
revuelven tu gorra, tus calcetines, en busca de un poema,
buscan una llamarada y un paracaídas con nubes y aguaceros.

Pasan lista en los cuarteles, revisan los retretes,
registran parques zoológicos en busca de una espada,
mueven cántaros de chicha, remueven genealogías,
Dios los cría y tú los juntas, los reúnes y complotan
en congresos celestiales y conspiran,
marchan a la catedral, imprimen manifiestos contra el sueño.

No ha sido suficiente.
Las cacatúas alaban tus virtudes en violas paranoicas.
Tus queridas te recuerdan montando en nubes de amor y margaritas.
Los periódicos se suenan las narices con sus pañuelos sucios;
piden que vuelvas, ¿dónde estás portador de la paz,
regidor del orden, patriota virtuoso?
Las hienas piden al cielo que tú vuelvas del infierno;
los gorilas piden al cielo que tú vuelvas del infierno;
los cuervos piden al cielo que tú vuelvas del infierno,
pues tu muerte no ha sido suficiente.

Te buscan debajo de las liendres, en las alcobas y los supositorios.
Profanan tumbas, rompen espejos, patean puertas,
desflecan cortinas, rasgan alfombras, derriban monasterios,
hurtan tus galones, buscan tu papagayo, una chequera, algún discurso...


Epigrama


Después de impresionar a las muchachas con nuestro ingenio;
después de quemar lirios, enterrar nubes e incendiar templos;
después de degollar vacas sagradas y asesinar dioses;
después de escribir sin mayúsculas y sin signos de puntuación;

después de dinamitar museos y bailar en los cementerios;
después de perseguir la gloria y soñar que nos acostamos con ella;
después de pelear con dragones, imperios y quimeras;
de gemir porque publiquen nuestro nombre en los periódicos
y de reunirnos por la madrugada para derribar pirámides,
¿qué nos queda?

un sillón en la academia
y una chequera.


Manifestación

Con la rabia en el ají,
salgo con mi cóndor bajo el brazo,
cruzo la calle con una piedra en la mano,
camino con un policía vigilándome el hambre,
busco el oído y el ojo de la noche,
pego carteles, corro por las plazas,
grito con una brasa en la lengua,
pinto las paredes: “viva el Che”
me dan agua en manguera,
soy el fuego;
me dan relámpago en humo,
soy la tierra;
me abren una herida donde sea,
soy el pueblo;
me persiguen, me encarcelan, me torturan.
Canto mi libertad, muevo adoquines,
rompo maderas y cristales, canto,
voy a la huelga con mi miedo natural y un sorbo de café caliente;
vuelo por la ciudad, rasgo el aire, trizo las vitrinas,
golpeo las páginas de los periódicos,
derribo puertas, venzo máscaras y cachiporras,
traspaso los umbrales de la historia,
¡soy!

Pedro Shimose


http://www.festivaldepoesiademedellin.org/pub.php/es/Festival/Antologia/index.htm

jueves, 9 de diciembre de 2010

Una pequeña historia de no-ficción, como diría el gran David González, que ojalá no haga honor a su título




Sé malo

El nuevo director me dijo, poco tiempo después de hacerse cargo del hotel: “No quiero que hable con el personal, usted no está aquí para hacer amigos”. A partir de entonces traté por todos los medios de esquivar a los trabajadores.

Corrieron rumores de que mi mujer había empeorado de su enfermedad, que yo volvía a estar depresivo. No pude evitar que aquella gente se interesara por el estado de mi esposa, y no tuve más remedio que agradecerles, sinceramente, uno por uno, el apoyo que me estaban dando.

Al cabo de un par de semanas, el director volvió a citarme en su despacho: “Mire, no me gusta repetir las cosas, le dije que no quiero que se lleve bien con los empleados. Lo que yo quiero es que le tengan miedo, ¿me entiende?, mi-e-do. Es la última vez que le aviso”, me riñó vehementemente.

Al llegar a casa, desnudo, frente al espejo del cuarto de baño, antes de meterme en la ducha, puse mirada torva y ensayé algunas muecas.

Mis días como vigilante de aquel hotel estaban contados.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Nega Gizza - Prostituta



ayer vi un anuncio en el periódico
vi en la tele, en el outdoor, en digital
pedían mujeres con el cuerpo escultural
para dar placer a hombres, mujeres e incluso parejas
pero en realidad quiero ser artista
dar autógrafos, entrevistas,
ser portada de revista
en la tele bien bonita, quiero ser vista
dar una vuelta en carro y ya no en viatura [coche] No
estoy deprimida, ambiente de desgracia
traficante, parásito, vicioso, psicópata
un porro para apartar esta fatiga
de esta noche sedentaria de orgía y mal dormida
no lloro pero sé que me perdí
estoy consciente, mi destino lo elegí
de las plagas sociales soy la peor
co co ro có soy efecto dominó
la sedución ofusca y nos coacciona y atrae
el marinero aventurero,
tranquilamente desembarca y traiciona
soy de quién me ve primero

soy la ausencia de amor
en la presencia de dinero
soy puta si, voy viviendo a mi manera
prostituta atacante voy driblando el preconcepto

los evangélicos dicen que vendo el alma al diablo
sé muy bien que no soy una mujer derecha
no sé si está cierto, pero hago parte del burdel
un "redevoir" que más parece una torre de babel
siento síntomas de la fatiga en mi cuerpo
pero los sedantes alivian las consecuencias de ese aborto
la perversión deja profundas cicatrices
en desespero ya intenté varios suicidios
quién me ve aquí, sonríe así tan inocente
no percibe la malicia de la serpiente
doy uno o dos más y alivio esta tensión
o no
en la madrugada toda puta es la imagen del diablo
o no
sin carné voy conduciendo contra el tráfico
artículo 59 ley de la contravención
voy despertando la libido
de un viejo y de un niño
considerada aquí en la zona la reina del erotismo
San Agustín, mi santo protector, contradicción
es mi marca en la reza y en el dolor
soy retrato de esta gente brasilera

soy la ausencia de amor
en la presencia de dinero
soy puta si, voy viviendo a mi manera
prostituta atacante voy driblando el preconcepto

soy meretriz, vulgarmente llamada vagabunda
entre el mal y el bien, voy a dejar de ser inmunda
¿crees que es falta de moral, promiscuidad excesiva?
sé puta por dos minutos y sobrevive
tengo un sueño, amor y vanidad
un poquito ayuda a soportar la enfermedad
las familias me odian por culpa de la lujuria
pero solo vendo mi carne y cariño
a quién me busca
entra rápido y cierra la puerta mi cliente
saca la ropa, lava el sexo, toma la pasta y cepilla los dientes
no piense en el pecado, ten decisión
soy tu vídeojuego, prende aquí en este botón
goza ya, el tiempo es corto
el precio es justo
otros hombres me esperan, ve sin susto
la policía es apenas nuestro riesgo
la justicia es apenas nuestro cisco
la necesidad me lleva a la supervivencia
la miseria me lleva a la indecencia
las dos a la locura, intenso devaneo

soy la ausencia de amor
en la presencia de dinero
soy puta si, voy viviendo a mi manera
prostituta atacante voy driblando el preconcepto

soy prostituta
en la boca de la gente conocida como puta
obligada a conocer las posiciones del kamasutra
si mi hijo llora soy yo la madre que escucha
mi Dios disculpa no tuve culpa
solo fui a la lucha no sé si tengo el valor que merezco
pero para acostarse conmigo hay un precio
por mi mamá, por mi hijo, tengo mucho aprecio
fue en el prostíbulo que encontré mi dirección
no me enorgullezco pero me asumo menos mal
quien no roda bolsa o no tiene plan, para mi es igual
de las cenizas a las cenizas, del polvo al polvo
sin el polvo la policía viene y el clima se pone peor
estar en mi casa con mi hijo ahora sería bastante mejor
no estoy sola, tengo a Dios conmigo
pero corro el riesgo de acostarme con el enemigo
toca la campana, mi hijo debe estar dormido
y yo iniciando la vida sexual de un niño
a los 16 solo la pasaba bien, no pensaba en nada
hoy a los 23 a mil por hora, solo relaciones angustiadas
a los 33 quien sabe una vieja arrepentida
a los 43 solo un esqueleto, recuerdo la vida
mi puta vida refleja el desespero

soy la ausencia de amor
en la presencia del dinero
(soy puta si, voy viviendo a mi manera
prostituta atacante voy driblando el preconcepto)


http://www.inventandopolvora.org/hip-hop_en_Brasil/prostituta.htm

domingo, 5 de diciembre de 2010

Gracias, Camila; gracias, Carlos; bienvenidos a este blog. Y, de paso, aprovecho para daros las gracias a los que ya estabais antes: Ana, Antonio, Adriana, Patricia, Vicente, Velpister, Jorge y Alexander, porque creo que no lo había hecho todavía.
Un abrazo para todos.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Un poema de Dominique Batraville




Una lluvia de desastres azotó mi jardín
sembrado de plantitas, de flores de esperanza,
de palmeras donde ondeaba la moral en alto,
y, en el centro, un castillo blanco de mármol.
El Palacio se ha hundido, sólo queda el llanto.

De repente el cielo se oscureció.
El alma se deshizo en pedazos.
En Champs de Mars los dioses son indoloros,
de fiesta los ángeles y los loas en el prostíbulo
mientras se hundía el Palacio dejando sólo el llanto.

Las calles de mi jardín se pavimentan
del cuerpo cadavérico de sus beldades, sus esperanzas.
En los cerros de Pétionville y de Delmas
se cuela una avalancha de savia color púrpura.
El Palacio se ha hundido, sólo queda el llanto.

Sobrevivir para dar sepultura a los cadáveres,
para llevar el duelo y contar cómo sucedió el desastre.
En verdad os digo, sobrevivir en condiciones similares
es comprobar que al fin y al cabo uno está muerto en vida.
Y ahora, ¿para qué ser haitiano si ya el Palacio no existe?


Dominique Batraville

jueves, 25 de noviembre de 2010

Dos poemas de Ana Pérez Cañamares



DE PIE, EN EL METRO

Ante la visión de un asiento libre
nos lanzamos todos al hueco vacío.
Con un gesto trazamos la línea
que separa a ganador de perdedores.

A las siete de la mañana
la bomba del cansancio
los tanques de la frustración
han aniquilado al prójimo.
Sin fuerzas para compadecernos
soy esa que, de pie, vencida, nos odia.


LOS LOCOS

El loco del barrio daba aullidos.
Para transformarse en hombre lobo.
Manuel y yo intentamos cambiarnos de acera
pero los coches aparcados nos cerraban el paso.

Al llegar a mi altura el hombre deja de gritar
detiene su danza frenética, me dice: "Perdón"
y se aparta a un lado para que yo pase.
En un tono educado.
Definitivamente cuerdo.

Me digo: lo que nos diferencia
la loca que yo soy
la dejo encerrada en casa.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Un poema de Antonio Martínez i Ferrer




imposturas del mercado



nació la voz transparente

de los discurso blancos



se abrió la puerta

del supermercado

y nada escapó

de aquel circo



manchado el discurso

ensució las conciencias



circuló la falacia

de la bolsa y el negocio



la turbulencia del engaño

amanecía

entre el miedo y la miseria



se corrompe la justicia

se borra el futuro



los trileros

de la política

y la prensa

juegan con el pueblo

a matar su rebeldía



la voz mutilada

la voluntad vencida

desarmada y conformista

la clase obrera

deambula extraviada

en el intestino

de la sanguijuela

liberal capitalista



antonio martínez i ferrer

http://vocesymiradas.blogspot.com/

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un poema de Joan Brossa



FINAL!

Havies d'haver fet una altra fi;
et mereixies, hipòcrita, un mur a
un altre clos. La teva dictadura,
la teva puta vida d'assassí,

quin incendi de sang! Podrit botxí,
prou t'havia d'haver estovat la dura
fosca dels pobles, donat a tortura,
penjat d'un arbre al fons d'algun camí.

Rata de la més mala delinqüència,
t'esqueia una altra mort amb violència,
la fi de tants des d'aquell juliol.

Però l'has feta de tirà espanyol,
sol i hivernat, gargall de la ciència
i amb tuf de sang i merda. Sa Excremència!-

Glòria del bunyol,
ha mort el dictador més vell d'Europa.
Una abraçada, amor, i alcem la copa!


¡FINAL!

Tenías que tener otro final;
te merecías, hipócrita, un muro
en otro coto. Tu dictadura,
tu puta vida de asesino,

¡Qué incendio de sangre! Podrido verdugo,
tendría que haberte zurrado la dura
oscuridad de los pueblos, dado a tortura,
colgado de un árbol al final de algún camino.

Rata de la peor delincuencia,
te hubiera sentado bien otra muerte con violencia,
el final de tantos desde aquel julio.

Pero la has tenido como un tirano español,
solo e hibernado, gargajo de la ciencia
y con tufo de sangre y mierda. !Su Excremencia!

Gloria del buñuelo,
ha muerto el dictador más viejo de Europa,
¡un abrazo, amor, y alcemos la copa!


Joan Brossa

20 de noviembre de 1975

martes, 16 de noviembre de 2010



POEMA

África he guardado tu recuerdo África
estás en mí
como la astilla en la herida
como un fetiche tutelar en medio de la aldea
Haz de mí la piedra de tu honda
de mi boca los labios de tu llaga
de mis rodillas las columnas rotas
de tu humillación
Sin embargo
no quiero ser más que de vuestra raza
obreros campesinos de todos los países...
obrero blanco de Detroit peón negro de Alabama
pueblo innumerable de las galeras capitalistas
el destino nos yergue hombro con hombro
y renegando del antiguo maleficio
de los tabúes de la sangre
pisamos los escombros de nuestras soledades
Si el torrente es frontera
arrancaremos al declive su cabellera irrestañable
Si la sierra es frontera
romperemos la mandíbula de los volcanes
que refuerzan las Cordilleras
y la llanura será la explanada de la aurora
donde reunir nuestras fuerzas descuartizadas
por la astucia de nuestros amos
Como la contradicción de los rasgos
se resuelve en la armonía del rostro
proclamamos la unidad del sufrimiento
y de la rebelión
de todos los pueblos en toda la superficie de la tierra
y mezclamos el cemento de los tiempos
fraternales
en el polvo de los ídolos.

Jacques Roumain

Versión de José M. Valverde.

Tomado de http://www.jornada.unam.mx/2010/01/31/sem-cuatro.html

domingo, 14 de noviembre de 2010



Culpable


poema dedicado a Nayem Algarhi


La voz inocente de un niño,

es culpable de la muerte,

culpable del odio de los verdugos

de la ausencia de su ciudad.


Culpable que entierren

su voz para siempre

ante el silencio cómplice

de la indiferencia.

Dirán que la bala

atravesó su cuerpo,

atravesó su alma

y desgarró su corazón.


Una vez más

culparan a su madre,

a su hermano

a sus amigos.


Y al final,

los vasallos

encerrados en la ignominia

del delito

culparan al niño saharaui,

de su muerte.


Ali Salem Iselmu

viernes, 12 de noviembre de 2010

Poema anónimo



QUÉ VERDES FUERON MIS CAMPOS


Sabías que me arrancaron mi tierra
Mi aire, mi agua

Sabías que me mutilaron, me hicieron
Un ser extraño en mi tierra
No soy país, no soy nación

Desgarraron mi tierra, la profanan,
Lo que fue culto, ofrenda al sol, a la luna
Ahora es idolatría, soberbia, culto
A la riqueza

A mi tierra le niegan las ansias, las esperanzas,
De volver a empezar

Sabía que acortaron el horizonte de mi mirada,
Ahora ya no se pierde en el infinito

Ahora tropieza con el desorden, mi aire,
Mi agua, mi paisaje, ya no me sabe igual.

Mi agua me refleja un rostro turbio como
Ella.
¿Vendieron con mi tierra mi identidad?

Acaso la esencia de mi espíritu necesita evolución
Acaso necesita adaptarse.

Me siento como el río que lo obligan
A salir de su cauce

Que deja y abandona tierras sedientas.

El agua profanada ya no me moja,
Ni calma mi sed.
El aire profanado siento que ya no me silva al oído.

La tierra profanada rechazará toda ofrenda
Todo culto.

Dicen que Dios creó al mundo,
Lo que si se es que la Tierra,
Abriga al Hombre.

Por Tambogrande, por las Bambas, por el Cerro Quilish,
por los depósitos de Plomo del Callao que tanto nos envenenan.


Poeta anónimo, Perú

lunes, 8 de noviembre de 2010

El Chojin - Si Mi Chica Se Llamara Shakira - Videoclip

Un poema de Ana Pérez Cañamares


Compartimento C, coche 293 (1938), de Edward Hopper

ESTACIONES

Para la gente de Esferadeletras

Leo los poemas de Amijai en el tren
levanto la cabeza y ahí está:
la primavera estallando en los descampados
una gran bomba de la que el tren huye

porque los poemas que los árboles dictan
están escritos en un idioma exótico
que no entendemos los que vamos
a recluirnos en nuestras casas

la palabra estación ya sólo nos habla
de lugares en los que apearse
y el único sol que me calienta ahora
es el que apresaron las uvas
antes de hacerse vino.


Ana Pérez Cañamares, Alfabeto de cicatrices, Baile del Sol, 2010

sábado, 6 de noviembre de 2010

El Siglo del Yo 2: La Fabricación del Consentimiento (6 de 6)


PROLOGO

Alguien me ha dicho que en el año 1973 los nombres más famosos eran los de Henry Kissinger y Linda Lovelace.
En realidad creo que esta afirmación es un poco exagerada, porque mi nombre, en el fondo, no ha tenido tanta publicidad, no hasta hace poco tiempo. Pero se trataba, más que de lo que yo era, de lo que había hecho, y lo que había hecho ha dejado una huella histórica muy parecida a la de los éxitos de Kissinger. Los dos hemos tenido los mismos éxitos arrolladores, si bien en campos ligeramente diferentes. El prestigiado señor Kissinger se ha preocupado mucho por abrir las puertas de las relaciones diplomáticas con Rusia y la China Roja. Linda Lovelace ha abierto, sin embargo, su propia garganta par alegrar el mundo. Si aún no lo sabéis, soy la protagonista de Garganta Profunda, la película erótica de mayor éxito hasta hoy. Esta película y lo que os he dicho anteriormente, podría muy bien tener muchísima influencia en el futuro de toda la historia del cine. Sinceramente, pienso que esto último es ya una realidad.

Linda Lovelace, Dentro, Cupsa Editorial, 1977

viernes, 5 de noviembre de 2010

Te Recuerdo Amanda


Bueno, ya veo que os ha gustado el poema, porque he visto que hay alguna entrada (incluso un comentario)... Está claro que tenéis buen gusto. Una hemorragia de satisfacción por mi parte...

miércoles, 3 de noviembre de 2010

viernes, 29 de octubre de 2010

El Siglo del Yo 2: La Fabricación del Consentimiento (4 de 6)



Quiero disculparme si ayer pequé de machista colgando fotos de señoras semidesnudas en este blog; y para demostrar que no lo soy para nada, aquí van no dos, sino el doble: cuatro imágenes de maduritos cachas, ¡ea!

jueves, 28 de octubre de 2010






Cada día, en el trabajo, tengo la costumbre de echarle un vistazo al ADN, aprovechando que dejan un montón de ejemplares en la sala de espera para los usuarios del tren. En el número de ayer, me llamó la atención una de las cartas al director, encabezada con el epígrafe: "Mejor Milk Party", que hacía un juego de palabras con el Tea Party de la Palin and company, un presunto proyecto de Esperanza Aguirre (copiado del engendro americano), denominado 'imaginativamente' Café Party, y el título que el lector había elegido para su carta, porque coincide en el fondo, y en el sarcástico uso de la palabra leche, con un poema que escribí hace tres o cuatro días. Claro, que no me extraña la coincidencia, dado que eso del Tea Party, aunque yo no tenía noticias entonces de lo del Café Party, ya pedía a gritos la recurrente burla... No era mi intención publicar aún el poema, pero esta casualidad me ha dado pie a hacerlo, sobre todo pensando en que quizás alguno de vosotros hayáis leído la carta.


Bad Milk


En el bar de este lugar de paso
Todas las tardes se detiene un selecto grupo
De crédulos currantes
Ante humeantes tazas de café
Para arreglar el mundo

Y
Entre sorbo y sorbo
Tacita a tacita
Empapelan sin papeles
Abortan abortistas
Desorejan antitaurinos
Descasan homosexuales
Talan ecologistas
Etc.

Es nuestro pequeño tea party local
Aunque sin nada de té
Sólo café expreso
Y mucha mala leche

miércoles, 27 de octubre de 2010

martes, 26 de octubre de 2010

lunes, 25 de octubre de 2010





Manos

1

Tras apartar sus ojos del periódico
Me dice Guillermo
Uno de tantos empleados que acuden por las mañanas a tomar café
Al bar de la estación
¿Qué habría ocurrido si Franco no hubiese actuado,
si hubiese dejado que gobernasen los comunistas*?
Y yo respondo con una de esas frases neutras
Que he aprendido a esgrimir cuando quiero salir del paso
Sin presentar batalla

Minutos más tarde
Mientras me debato aún entre si mi respuesta fue pragmática o cobarde
Asociando ideas
Rememoro una escena difusa
Que durante muchos años estuvo oscilando
En la retina de mi memoria
Y oigo la voz de mi tío que me confiesa
Tú tendrías tres o cuatro años, tu padre puso tu mano
sobre el tubo de escape de su moto, aún caliente,

y dijo:
Para que no te arrimes y te quemes.

2

De pequeña
Allá por la década de los 70
Noni iba a un colegio de monjas

Como era zurda
Las hermanas le ataban esa mano
A la trincha del mandil
Con el lazo de su coleta
Para que escribiera con la diestra

Cuando yo la conocí
En el 80
Padecía disgrafía y era ambidextra

La primera vez que caminamos de la mano
Me tendió la izquierda


*Guillermo llama así a toda la coalición de izquierdas (Frente Popular) que ganó en España las elecciones celebradas el 16 de febrero de 1936, tal vez más por ignorancia que intencionadamente.

El Siglo del Yo 2: La Fabricación del Consentimiento (1 de 6)

miércoles, 20 de octubre de 2010

Las personas curvas, Jesús Lizano





LE MONDE EST INFIDÈLE À MES RÈVES

Rien que des mouettes de sang,
des hirondelles de deuil.
Rien que des vautours de feu,
des aigles d’incendie.
Mais l’amour, têtu, me fait
de violents clins d’oeil
et, au bout des promesses,
des aisselles d’ombre,
des soirs fous comme le désir.
Mais, malgré le gibier facile j’ai en ces nuits
loin des étoiles,
car je sais que la lune ne veille pas par tout,
des rires d’enfants et des joies d’homme,
je dois encore relever des coeurs à genoux,
parler aux couteaux des haines,
marcher sur les peurs lavées,
crier au soleil le chemin à chauffer des hivers,
rentrer le cri des fauves.
Mes frères ont demeuré dans l’hallucination,
je cherche la foule du monde,
car il faut bien que le monde se donne la main
là où la solitude comme le désert vaste,
des fraternités
et tant de fois je refais le parcours du désastre,
blessé à la langue et saigné à l’âme,
tenant dans mes bras des peuples vaniteux,
des peuples se proclamant nombril du monde
des peuples se proclamant Dieu unique du monde,
des peuples se proclamant Race choisie du monde.
Mais je suis d’un peuple ivre d’universel,
habité de communion et partageant le monde
et non l’unique passeur de la terre.
Et si je veux chanter, je veux pleurer,
il me faut d’autres refrains, d’autres Frères,
je ne sais pas si j’aurais à donner à manger à ma voix.



EL MUNDO ES INFIEL A MIS SUEÑOS

Nada más que gaviotas sangrientas
golondrinas enlutadas
Nada más que buitres de fuego
Pero el amor tan testarudo
Me lanza violentos guiños
Y en el fondo de las promesas
Axilas ambarinas
Noches locas como el deseo
Pero a pesar de las presas fáciles
Paso mis noches lejos de las estrellas
Puesto que sé que la luna no vela por doquier
Las risas infantiles ni las alegrías de hombre
Debo todavía alzar corazones arrodillados
Hablar a los cuchillos de odio
Andar sobre los corazones levantados
Gritar al sol que caldee el camino de los inviernos
Acallar el aullido de las fieras
Hermanos míos, permanecemos en la alucinación
Busco el gentío del mundo
Pues es menester que el mundo se dé la mano
Allí donde la soledad nombra el vasto desierto de la fraternidad
Y tantas veces rehago el recorrido del desastre
Herido en la lengua y con el alma sangrante
Sosteniendo entre mis brazos pueblos vanidosos
Pueblos autoproclamados ombligo del mundo
Pueblos autoproclamados dios único del mundo
Pueblos autoproclamados raza escogida del mundo
Yo soy de un pueblo ebrio de universalidad
Animado de comunión y que comparte el mundo
Mas no el único poseedor de la tierra
Y si quiero cantar, quiero llorar
Me hacen falta otras coplas otros hermanos
No sé si tendré con qué alimentar mi voz

Modou Kara Faye (1985-2003): poésie posthume / poesía póstuma
Extraído del nº 7(b) de la revista digital Lunas Rojas

martes, 12 de octubre de 2010



12 de octubre

12 de octubre
En la tele
Entrevistan a un joven
Que ha ido a presenciar
El desfile del día de las fuerzas armadas
En el paseo de La Castellana

Se muestra orgulloso
Y dice que anhela
Que su hija sea militar el día de mañana

En su antebrazo luce un subfusil tatuado
Símbolo inequívoco de la paz que estos sujetos representan
-Según propagan los medios de formación de masas-

Esvástica mediadora
En tierra perpetuamente arrasada y pacificada

sábado, 9 de octubre de 2010




TODOS VOSOTROS

Para ser la mano y la protesta
que combaten con pan la bruma en un cuchillo.

Para transformar el miedo largo que nos sitia
y decir que no hay victoria
ni en los perros del amo ni en su caza del hombre.

Porque van a mirarnos los hijos del tiempo
altamente en su grito hermano decisivo
cuando estalla con la siembra su asirse a la esperanza.

Porque la vida, pese a todo, importa y con ella resistimos,
así puedas tú abrirme y escucharme:
que aquí se te invita a levantarte.

Por detrás del precipicio,
clarea urgente el canto de la espiga
desde el suelo que sois todos vosotros.

Enrique Falcón, Para un tiempo herido, (Antología poética 1998-2008), Ediciones Amargord

miércoles, 6 de octubre de 2010


Orfeo guiando a Eurídice desde los Infiernos, Camille Corot

Poema Sobre La Enfermedad De Mi Amor

¡Poemas! ¡Surgid!

¡romped mi cabeza!
¿Para qué sirve un cráneo?
¡Ayuda! ¡ayuda!
¡Os necesito!

Ella se está haciendo vieja.
Su cuerpo le dice todo.
Ha dejado a un lado los cosméticos.
Ella es una prisión de la verdad.

¡Haced que se levante!
¡danzad los siete velos!
¡Poemas¡ !silenciad su cuerpo!
¡Hacedla amiga de los espejos!

¿Acaso he de ponerme mi capa?
¿vagar como la luna
sobre cielos y cielos de carne
para partir de nuevo en la mañana?

¿Acaso no puedo fingir
que cada vez se vuelve más hermosa?
¿ser un convicto?
¿Acaso no puede mi poder engañarme?
¿Acaso no puedo vivir en mis poemas?

¡Deprisa! ¡poemas! ¡mentiras!
¡Maldita sea vuestra débil música!
¡Habéis dejado pasar a la artritis!
Tú no eres un poema
Eres un visado.

Leonard Cohen

lunes, 4 de octubre de 2010














TENGO UNAS NIKE

Tengo unas Nike;
se las dieron a Noni unos guiris
cuando se marcharon del hotel
en el que ella trabaja de camarera de pisos.
Son un 42,
el mismo número que yo calzo,
afortunadamente.
Están fabricadas en Vietnam.

Nunca he estado por la parte de contribuir,
comprando estos productos,
a que las multinacionales sigan alimentándose
con la carne de los pobres,
pero mi compañera
(que sabe sacrificar los ideales
cuando se trata de ser prácticos)
me las regaló ilusionadamente:
"Toma -me dijo,
como si las acabara de comprar-
están nuevas".

Por eso me las pongo.

PRF, Crónicas de un subproletario y otros poemas, Baile del Sol, 2002

jueves, 30 de septiembre de 2010

















Noticia 4

6 de Abril de 2009. The Ecologist (Dunkeld, Escocia)

Un árbol del bosque de Birnam corre a dar sombra a una niña dormida al sol
Un roble milenario del bosque de Birnam (Escocia) recorrió el sábado más de tres mil kilómetros para socorrer a una niña que se había quedado dormida al sol en las afueras de Dir-Yamil, en Mauritania. Cansada de acarrear agua desde el pozo -distante doce kilómetros de la aldea-, Leyla Anuar, de trece años, se sentó un instante en la arena en el mismo momento en que Ghul, el dormidor de muchachas, cruzaba el desierto con sus besos dulces y envenenados. La poderosa sombra del roble de Birnam salvó a la niña de una muerte segura. Ahora el árbol se niega a volver a su ubicación original. Es el primer caso conocido de migración arbórea y la inquietud se ha apoderado de científicos y políticos de la UE. Se teme que el caso de Birnam no sea más que el comienzo de un nuevo fenómeno irresistible y todos los bosques de Europa, hartos de dar sombra a los europeos, huyan a África.

Santiago Alba Rico, Noticias, Caballo de Troya, 2010

martes, 28 de septiembre de 2010









Robert Koehler, La huelga




Nuestras derrotas no demuestran nada


Cuando los que luchan contra la injusticia
muestran sus caras ensangrentadas
la incomodidad de los que están a salvo
es grande.

¿Por qué se quejan ustedes?, les preguntan.
¿No han combatido la injusticia? Ahora
ella los derrotó.
No protesten.

El que lucha debe saber perder.
El que busca pelea se expone al peligro.
El que enseña la violencia
no debe culpar a la violencia.

Ay, amigos.
Ustedes que están asegurados,
¿por qué tanta hostilidad?¿Acaso somos
vuestros enemigos los que somos enemigos de la injusticia?
Cuando los que luchan contra la injusticia están vencidos,
no por eso tiene razón la injusticia.

Nuestras derrotas lo único que demuestran
es que somos pocos
los que luchamos contra la infamia.
Y de los espectadores, esperamos
que al menos se sientan avergonzados.


Bertolt Brecht

domingo, 26 de septiembre de 2010

ZPU - Dulce Otoño - Contradicziones







otoño

............un extraño eco

secuencia de miel
entre flores
el liquen amanece silencioso
con parpados de mañana
y voz transparente

en la tarde
me dejaré tomar en brazos
por el horizonte


acompáñame, amigo

¡yo no tengo certezas!




Antonio Martínez i Ferrer, Senderos, Crecida, 2010








jueves, 23 de septiembre de 2010























La vida es una
snuff movie

La vida es una snuff movie.
Todos somos actores y espectadores
al mismo tiempo.
La película se acaba
cuando te matan, te matas o te mueres.

P.R.F., Crónicas de un subproletario y otros poemas, Baile del Sol,
2002

martes, 21 de septiembre de 2010

Vivaldi El Otoño




CANTO VIGESIMOSEGUNDO

Cuando en otoño estaban
los árboles desnudos,
llegó una tarde una nube
de pájaros cansadísimos.
Se posaron en las ramas
y parecía que hubiesen
regresado las hojas
a temblar con el viento.

Tonino Guerra, La miel, Ediciones La Palma, 1993

lunes, 20 de septiembre de 2010

L'Homme Parle - La crise















Polígono de Arrayanes

Polígono de Arrayanes:
reserva de marginados
de la clase proletaria,
diezmada por el paro,

que ganan una miseria
por trabajar como esclavos.
Son de hambruna las pensiones,
y eso que llaman salario
social no es la solución,
es un remiendo, un apaño.
Polígono de Arrayanes:
gran foco de heroinómanos,
de toda suerte de drogas,
extenso supermercado.
Mujeres descalabradas,
estudiantes condenados
al fracaso, alcoholismo...
El sistema nos lo ha dado.
No, no es distinto a otro
del mismo origen, mi barrio.

P.R.F., Crónicas de un subproletario y otros poemas, Baile del Sol, 2002

Dum Dum Girls - Jail La La

jueves, 16 de septiembre de 2010














Esta es su unidad de clase. Subliman la dominación real capitalista, literaturizan sus condiciones y relaciones de producción, de trabajo y vida; las transforman ideológicamente, reinvierten o reconvierten esas relaciones y condiciones de nuestro capitalismo real en las condiciones y relaciones de un inexistente -es decir, existente en la ideología y gracias a la ideología- capitalismo normal, natural, habitable, vivible, incluso moral también del que extraen su inspiración ¡cómo no! y la materia estética de sus poemas y novelas urbanas o viceversa, de una viceversa posmoderna. Con un único objetivo histórico, una única finalidad igualmente histórica y de clase, a saber, ideologizar, socializar esa ideología hasta que la hagan suya, hasta que la naturalicen las clases subalternas, reconvertidas en dóciles e inocuas, obedientes y sumisas, sometidas al orden social que las explotan y dominan como si fuese la vida misma, natural, humana,universal, eterna, infinita.

José Antonio Fortes, Intelectuales de consumo. Literatura y cultura de estado en España (1982-2009), Editorial Almuzara, 2010

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Bomba Estereo - Niña rica













LA MANSEDUMBRE ASESINA

En la calle
siempre corrí el peligro de perecer
en brazos de cualquiera:
en brazos de un cura
de un inspector de hacienda
de un político
de un poeta hermético
de un parado
de un pluriempleado
de un empresario
de un sicólogo
de un demócrata
de un sabio
(incluso de un médico)
etc. etc.
Pero
ya no voy a correr más el riesgo:
a partir de ahora
esperaré
para salir de casa
a que desaparezca la plaga
No quiero que me inoculen el virus
de la MANSEDUMBRE ASESINA

P.R.F. Crónicas de un subproletario y otros poemas, Baile del Sol, 2002

domingo, 12 de septiembre de 2010



















UN DÍA CUALQUIERA

Mañana

Hace escasos minutos que ha sonado la alarma del despertador. Estoy aquí, en el dormitorio, de pie, vistiéndome. Me cuesta horrores encerrar la polla en los calzoncillos (pasados de moda) de reducidas dimensiones, que quiero ponerme. Mi compañera duerme, y respira irregularmente.
En el váter, lo primero que hago es echar una meada y tirarme algunos pedos. Antes me incomodaba pensar que, tras el delgado tabique, los vecinos me estarían oyendo mear y ventosear (yo les oigo a ellos perfectamente), pero, con el paso del tiempo, les he dado de lado a los melindres en favor de mi propia comodidad.
He desayunado galletas y café con leche. La leche, al hervir, se ha derramado sobre el quemador de la cocina. El olor a leche quemada se ha extendido por todos los rincones de la casa: primera contrariedad del día.
Odio la calle. ¡Parece increíble como ha aumentado el tránsito de vehículos en esta asquerosa ciudad!
Sólo hay una anciana en la parada del bus. A pesar de que la miro de reojo, o, quizá, por eso, la vieja se asusta y se aferra a su bolso, como si en él llevara guardada la poca vida que le queda. Le doy la espalda con un gesto despreciativo, me alzo el cuello del polar -hace frío- y subo al autobús, el número 7, que acaba de llegar.
En la oficina del paro hago cola y espero mi turno para que me sellen la cartilla. Escruto los rostros (plano secuencia) de los que, como yo, sumisamente, acuden a la cita trimestral: La chica de pelo rubio y corto, tiene cara de perpetua opositora. El muchacho alto y moreno lleva las manos manchadas de pintura, también los zapatos. Conozco al tipo gordo, el de las Ray-Ban de sol; pero no sé de qué... El viejo de la cazadora de cuero tose desesperadamente. Y los funcionarios atienden al público con disimulada amabilidad y mal oculto aburrimiento.
De vuelta a casa decido atajar atravesando el único descampado -en el cual han empezado ya a edificar- cercano al centro de la ciudad. Parece un pequeño islote cubierto de hierbajos, escombros, botellas, bolsas de plástico... basura de todo tipo. Huele a orina y hay papeles en el suelo manchados de mierda. Las ratas y los gatos campan a sus anchas por estos alrededores y merodean, sigilosos, en busca de alimento.


Noche

Tras la cena (una sopa de sobre, unos cacahuetes, algo de queso y dos vasos de vino) caliento agua para hacerme una infusión de valeriana, como de costumbre, para conciliar pronto el sueño. Cerca de la medianoche, me acuesto (Noni hace más de una hora que está en la cama, y parece dormida). Pero no puedo evitar que acudan a mi mente los problemas que me angustian: pienso que estoy sin trabajo, se me aparecen los rostros crispados de las personas a las que debo dinero, no olvido que hace muchos meses que no pago el alquiler del piso y que estoy amenazado de desahucio, que no sé si podré pagar la luz y el agua...
Todos estos turbios pensamientos se me agolpan en el cerebro, uno detrás de otro, sin tregua. Nervioso, me levanto de un salto y me dirijo a la cocina. Hurgo en el cajón de las medicinas hasta que encuentro las Orfidal; me tomo dos. Vuelvo a meterme en la cama y trato de relajarme; pero son tan grandes el desasosiego y el terror que me embargan que acabo rezando (las pocas frases del padrenuestro que aún recuerdo) a pesar de que soy ateo.

P. R. F., Crónicas de un subproletario y otros poemas, Baile sel Sol, 2002