Buscar este blog

lunes, 28 de enero de 2013

sobar la panza. Ivón Gordon Vailakis
















Es un gesto 
y también, por qué no decirlo,  es un deseo.

Sobar la panza del Buda
es buscar la buena suerte,
es buscar la poesía
que anda suelta.

Es buscar la gordura en una modelo
anoréxica,
es ir en contra de todo,
aunque estés de acuerdo
es buscar monedas
debajo de la almohada,

no creer en lo que te dicen
porque los políticos y los curas
son adeptos a la mentira.

Se visten de morales,
cuando no llevan ropa interior
para tapar su indecencia.

Me gusta sobar la panza de los budas,
porque me deja soñar:

Soy  lagartija tomando el sol
haciendo ejercicio con las patas delanteras,
soy la gata que se come la cola de la lagartija sin previo aviso,
soy ardilla que se trepa para esconder las nueces
soy la araña que anda por la casa
como dueña de la alfombra.

Me hubiera gustado ser buda
por la panza gigante
por amar la vida
por no complicarse con nada,
por saber que un lado es igual al otro,
que el sol entra por el pecho
y sale por el corazón.

Me hubiera gustado  ser hombre
Y tener la barriga más grande del mundo

Estirarme como lagartija tomando sol
Y nunca tener que hacer dieta.







http://www.festivaldepoesiademedellin.org





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada