Buscar este blog

viernes, 20 de mayo de 2011

indignao (un cuentecillo costumbrista)




Indignao (un cuentecillo costumbrista)


A Ana Pérez Cañamares, que sé que le gusta El Intermedio


Estoy indignao: El otro día supe por mi sobrina Melody, a través del facebook, que su padre, mi hermano Adolfo, le dijo que en las próximas elecciones del 22 de marzo debía de votar al PP, que era hora de cambiar, ya que: el PSOE tiene la culpa de que se haya paralizado la construcción (está en el paro y pronto dejará de cobrar la Ayuda Familiar), y que: el PP la reactivará de nuevo y nos volverá a dar trabajo a todos los albañiles… Siempre he sabido que a mi hermano le falta un hervor, pero a pesar de eso me quedé atónito: Pero ¿qué dice el muy gilipollas, si se trata de unas elecciones municipales y autonómicas y en su comunidad y en su ayuntamiento (mi hermano vive en Madrid) gobierna el PP desde hace muchos años?, me comenté a mi mismo todo sulfurado.

Le escribí este correo: Fito, tío, el PSOE está haciendo una política claramente de derechas, nos ha vendido a la patronal y a la banca, haces muy bien en no votarle, pero, hombre, tú deberías saber a estas alturas qué elecciones son éstas, y, sobre todo, deberías tener claro que eres un currante y qué representa y a quienes defiende también el PP... Mira, el día 15, o sea el sábado que viene, va a haber manifestaciones en las principales ciudades de España, bajo este lema: ¡Democracia real ya! Anda, niño, date una vuelta ese día por la Puerta del Sol y entérate bien de lo que allí se diga. Adolfo me respondió escuetamente: OK, hermano, gracias por la información, no estaba enterado, iré a ver qué dicen.

Bien, dos días después de la mani, en un programa de la Sexta, El Intermedio, aparecía una reportera preguntando en la calle a los transeúntes que a qué partido iban a votar y si se consideraban de izquierdas o de derechas, ante mi asombro y el de mi mujer, vimos que uno de los entrevistados era mi hermano. A la primera pregunta respondió que votaría al PP y en la segunda dijo que se consideraba de derechas. Seguidamente, quiso saber: ¿Y esto para qué canal es? Tras obtener la respuesta, inesperadamente, echó a correr. La reportera, sorprendida, exclamó: ¡Pero ¿por qué corre caballero, por qué corre?!

Yo sabía perfectamente por qué, y dije entre dientes: ¡Corre, cobarde, corre, que ya te pillaré!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada