Buscar este blog

viernes, 23 de diciembre de 2011

navidad, Juan Francisco Delgado Lepe






En diciembre todo es
más caro y el violoncelo
no canta, el padre
mira las calendas
con ansiedad propia
de una locomotora,
y nadie comprende
la palabra de Dios
lejos del centro comercial
¡Dios ignorado,
Dios naciente,
Dios relegado a la esquina
del hogar, mientras
la gula levanta torres
de copiosas viandas
en torno de los ojos
ardientes, porque primero
se llena el ojo, y en treinta
días no se consigue lo mismo
con nuestra alma:
El estómago lleno,
que ocupa los rincones
de la conciencia,
y los bolsillos vacíos,
que lloran de hambre,
no dejan lugar al nacimiento
del hombre.



Voces del Extremo, Poetas en Moguer. Poesía y Canción, VV.AA., Fundación Juan Ramón Jiménez, Moguer, 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada