Buscar este blog

miércoles, 2 de junio de 2010




YO, TÚ, ÉL

En su vocabulario no había árboles

ni flores...

En su vocabulario no había pájaros.

Sólo sabía lo que le habían enseñado:

matar a los pájaros,

y mató a los pájaros,

odiar a la luna,

y odió a la luna,

tener un corazón de piedra,

y tuvo un corazón de piedra,

a gritar: “¡Viva lo que sea!”

“¡Abajo lo que sea!”

“¡Muera lo que sea!”.

En su vocabulario no había árboles,

en su vocabulario no había

tú ni yo

porque él debía matarnos

a ti y a mí.

Sólo sabía lo que

le habían enseñado:

matarnos a ti y a mí.

Muin Basisu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada